Ganadores del C. de Redacción de StarCraft II

EL TENIENTE FANTASMA - Damián Parodi

Por Ian Parr.

EN EL MEDIO

Nunca habíamos visto las estructuras que arman los Zergs de cerca, eran gigantescos órganos que se elevaban como un edificio de cinco pisos. Se hinchaban y se deshinchaban lentamente respirando. El olor que despedían era nauseabundo y la gelatina en donde estaban erguidos se chorreaba no solo por la pendiente que daba a nuestra base sino también de la plataforma espacial. Estábamos bien cerca, veíamos volar a los Mutaliscos, a muchos soldados no les daba importancia, pero tener volando sobre nuestras cabezas a esas criaturas capaz de derribar nuestras naves, edificios etc. era realmente intimidante. La misión era confidencial y extraña: debíamos proteger a los Zergs de los Protoss. La teniente Kerrigan estaba al mando y sabía lo que pasaba, de hecho nos lo había explicado mas de mil veces, debíamos proteger a los Zergs porque íbamos a usarlos como armas contra la Confederación, pero cada vez que nos lo repetía se le notaba en la voz la duda que tenía tanto como nosotros sobre el sentido de tener a la plaga más salvaje de la galaxia a metros de nosotros y a la raza que acababa de destruir Antiga Prime, a menos de un kilómetro al otro lado. Éramos el jamón de un sándwich y estábamos en el peor lugar ya que los Protoss debían pasar sobre nosotros para acabar con los Zergs. Lo único que nos tranquilizaba era el Hiperión, el gigantesco crucero espacial con nada más ni nada menos que el mismísimo Arcturus Mengsk, el líder de los hijos de Korhal que se estaba perfilando para gobernar a los Terrans usando a los Zergs para amenazar al planeta Tarsonis, la capital de la Confederación.

La base estaba preparada y las tropas listas para defenderla. Fantasmas en las bases altas y Marines dentro de los bunkers, las torretas girando sincronizadas con los radares para impedir algún objetivo aéreo. Luego de estar mucho tiempo meditando Kerrigan entró al puente de mando, encendió la mesa en donde se veía la plataforma vista de arriba y conectó el video transmisor para que Mengsk esté presente dentro del planteo de la misión.