StarCraft II Writing Contest Winners

EL DIARIO DEL SOLDADO SLASH - Angel Karim Romo Morlaes

Este es el diario del marine numero 698009. Marine Slash. Un soldado que luchó por el bienestar de la colonia y es un ejemplo para todos ustedes nuevos reclutas.

10-enero-2501

Hoy es mi primer día en la estación de entrenamiento 41 de la colonia Mar Sara ubicada en el sector 4 en un pequeño planeta inhabitado, a excepción de algunos Zergs que sobrevivieron después del exterminio. Aquí realizo mi entrenamiento como marine, dicen que el entrenamiento es exhaustivo y la comida pésima. Por otro lado nos pagan bien y en 3 meses seré un soldado o marine. Al parecer hay muchos nuevos reclutas, el terreno es árido y el clima bastante seco, desde la nave de transporte alcancé a ver las lejanías y al parecer, la base militar se encuentra rodeada por desierto. Estoy cansado por el viaje, me iré a dormir, es todo por hoy.

15-enero-2501

Estamos instalados y fuimos asignados a nuestras barracas, ahí nos turnamos y hacemos guardia en la noche, no hay mucho peligro. En efecto, estamos rodeados por un desierto, los suministros son entregados por naves de transporte que descargan cada mes aproximadamente en el departamento de suministros y se van. Dos noches desde que llegue he escuchado algunos disparos. El sargento dice que hay algunos Zergs en esta estación pero nada de qué preocuparse. El grupo de exterminación esta encargándose de eso.

22-enero-2501

Llevo casi dos semanas de entrenamiento, los primeros días fueron extremadamente agotadores pero me he ido acostumbrando. Con el tiempo he conocido gente de todo tipo, he notado que algunos marines están aquí por dinero, otros por servir a la colonia y algunos solo por el placer de disparar su rifle gauss y eliminar lo que puedan eliminar. Por ejemplo está este tipo Rayan Ford que solo habla de tener su lanzallamas y poder lanzar fuego a todos esos zerlings que rondan por la zona. Rayan es un tipo amigable pero con un espíritu fuerte, parece que estaría dispuesto a matar Zergs sin cobrar un solo centavo.
El entrenamiento comienza a las 7:00. Normalmente vamos al campo de obstáculos un par de horas y de ahí pasamos al campo de simulación. En el campo de simulación practicamos nuestros tiros y todo tipo de situaciones de enfrentamiento.
A las 11:00 nos dirigimos a la sala de entrenamiento teórico y ahí nos muestran los tipos de enemigos con los que podemos tener contacto y cómo reaccionar en cada situación. Aparte de la gran diversidad de Zergs también nos enseñan a combatir Protoss que al parecer son bastante difíciles de matar pues tienen una especie de coraza o escudo energético que es difícil de destruir, todo eso sin contar todas esas extrañas tecnologías que les permite moverse a grandes velocidades y freír a un soldado en un instante. También nos enseñan tácticas de combate, primeros auxilios y el manejo de armas básicas.
El entrenamiento es bastante pesado pero la mayor parte del tiempo es muy interesante y entretenido. A las 14:00 nos dirigimos a las duchas y después al comedor, tenemos un par de horas libres hasta las 16:00 donde el entrenamiento reanuda y volvemos al patio central donde realizamos ejercicios de coordinación. A las 19:00 regresamos a las barracas donde finalmente tenemos tiempo libre, a las 21:00 se apagan las luces y comienza el turno de guardia nocturno.

30-enero-2501

Cada vez pienso más en el por qué deje todo lo que tenia atrás para entrar en esto, espero no habar tomado la decisión equivocada. Algunos marines se ven muy decididos y dispuestos a luchar, otros no demuestran mucho interés. En lo personal entré aquí porque me gustaría acabar con esta guerra, pero aún antes de que nos diéramos cuenta de la existencia de los alienígenas, las guerras entre las colonias humanas ya existían. Al parecer la guerra es nuestra naturaleza.

15-febrero-2501

Ha pasado más de un mes desde que llegué; algunos marines han demostrado sus habilidades y otros no tanto. Conociéndonos resultó que algunos tenían ciertas especialidades. Tomás parece un tipo calmado es alto y de piel obscura, él tiene una especialidad en ingeniería y no habla mucho. Hay un par de médicos también: Julio y Junio son hermanos. Rayan es técnico en maquinaria. El sargento nos ha dicho que al finalizar nuestro entrenamiento se nos asignarán roles y podremos salir de la academia o tomar un curso extra dependiendo de nuestras habilidades. Estos son los diferentes roles:

Rol Curso extra
Camazots 15 días
Tiradores 20 días
Médicas 15 días
Fantasmas 30 días

Algunos demuestran aptitudes para ciertos roles pero por lo pronto me debo enfocar en el entrenamiento de marine si es que quiero ser más que un marine.
Normalmente los marines mueren primero en el frente de batalla y después los Fire Bats aunque a estos últimos parece no importarles tanto con tal de poder matar a unos cuantos antes de morir
Los tiradores andan en pequeños grupos cubriendo a los del frente y a la vez van explorando. Los Ghost normalmente van solos haciendo operativos especiales.

25 febrero-2501

Hoy por la madrugada fue mi turno de guardia, a las 3:45 am escuché 3 disparos y de pronto sonó la alarma de alerta, todos salimos al patio central y nos dimos cuenta de que en la entrada oeste se encontraba un grupo de 10 Zerlings y 2 Hidralisk. Cuando reaccioné Rayan se encontraba en la torreta central disparando sin parar, tomé mi rifle y elegí mi blanco.
A las 3:51 terminó el combate, desafortunadamente 2 guardias murieron pero esos Zergs estaban hechos carne y el equipo de limpieza estaba recogiendo vísceras que se habían esparcido por todos lados.
Esta fue la primera vez que tuve un encuentro con uno de esos monstruos. No es como en los videojuegos, cuando vivía en la colonia pasaba horas jugando un juego llamado Operation Silent Scream. En este juego los Zergs morían con facilidad, pero en la vida real son bastante difíciles de matar, las balas no penetraban con facilidad en sus caparazones. Según explicó el sargento en la práctica de tiro, los Zergs son cada vez más difíciles de matar a causa de su constante y acelerada evolución. Esto ocasiona que sus corazas sean más resistentes a las balas.
El día continúo de acuerdo a la rutina.

6-marzo-2501

Estamos a casi un mes de finalizar nuestro entrenamiento, cada vez es más duro pero muchos de nosotros hemos demostrado una gran mejora.
Cada vez son más frecuentes los disparos por las noches y se rumora que hace dos días mientras dormíamos un zerling cruzo los límites de la estación y mató a un guardia. (OWNED)

12-marzo-2501

Al parecer la plaga no es tan pequeña como se pensaba y se necesitará más de un grupo de exterminación para erradicarla.
Hoy a las 16:35 me encontraba en el patio central cuando de pronto emergió de la tierra un Zerg que parecía una cucaracha gigante, nos sorprendió a todos y cuando menos lo esperaba, el mal nacido había rociado con una especie de acido a uno de los médicos. Para cuando había reaccionado, otro marine estaba empalado con dos picos que parecían agujas y salían de la boca de ese monstro, tomé mi rifle y le apunte, comencé a disparar y la cucaracha me embistió, escuche un ruido muy fuerte y perdí el conocimiento. (Holy $!”*#)
Para mi suerte el marine Rayan había despedazado al mal nacido y no sufrí mas que algunos golpes.
En la noche la rutina había vuelto a ser la de siempre pero el ambiente era tenso, los ataques eran constantes y aunque todos los días matábamos Zergs no paraban de venir y al parecer los ataques eran cada vez más constantes.
La pérdida de dos compañeros fue dura, sabía que esto de ser marine es un trabajo en el que se puede perder la vida en cualquier instante, pero enfrentarlo cara a cara, habiendo estado al borde de la muerte es mucho más duro que en un videojuego o una simulación. Por lo menos en la simulación no ves a nadie bañado en acido frente de ti.
Por suerte solo falta un mes para salir de este agujero, aun que tal vez nos envíen a otro peor…

13-marzo-2501

Hoy en la noche no pude conciliar el sueño, no podía dejar de pensar en lo cerca que estuve de morir y mi cabeza no podía dejar de dar vueltas, las imágenes de mis compañeros muertos no paraban en mi mente.
La rutina continúo como siempre.

20-marzo-2501

El día de hoy por la mañana alrededor de las 9:30 una nave de transporte se dirigía a la estación trayendo nuevos reclutas, cuando de pronto en el cielo se vieron alrededor de unos 30 Mutalisks derribando la nave y comenzó un infierno, la nave caía lentamente en llamas y la alarma de alerta sonaba mientras todos tomaron posiciones. Yo me encontraba cerca de la torreta este y comencé a disparar mientras los Mutalisks caían uno por uno, sin embargo algunas de nuestras tropas eran aniquiladas. Los Mutalisks lanzan una especie de proyectil de espinas con acido y aunque no son muy buenos contra armaduras pesadas como las torretas, son extremadamente mortales si no se está bien protegido. Era claro que los superábamos en número pero aun así no se retiraban, esas bestias estaban dispuestas a morir con tal de poder matar a alguno de los nuestros.
Cuando quedaban solo unos cuantos Mutalisks en el aire observe que había deformidades en la tierra y reaccioné de inmediato disparando hacia el suelo, desde mi posición no era difícil ver que había bastantes Zergs enterrados en nuestra base, no muchos se habían dado cuenta y para cuando comencé a disparar los bastardos habían salido de la tierra y al parecer nos igualaban o superaban en número, se desató el combate más sanguinario que había presenciado en mi vida. Esto no era una simulación o un simple juego, nuestras vidas estaban en peligro.
Hubo disparos por todos lados, creo que ya llevaba unos 10 en la cuenta de muertes. Observé que uno de los médicos estaba a punto de ser empalado por un grupo de 4 zerlings y se había quedado sin municiones, disparé a un tanque de combustible cercano ocasionando una explosión y distrayendo a los zerglings. Para mi fortuna llame su atención y 3 de ellos se abalanzaron a la torreta donde yo estaba pudiendo matar a uno pues eran muy rápidos y los otros dos se habían resguardado en la base de la torreta fuera de mi alcance, cargué mi rifle y esperaba a que entraran en cualquier momento. Entraron derribando la puerta le disparé a uno pero no le hice mucho daño cuando de pronto sentí un calor infernal, no sabía lo que estaba ocurriendo y cerré mi casco. Para cuando pude observar los dos zerglings estaban prendidos en llamas gritando y escupiendo algo verde. =O
Rayan entró por la puerta y dijo:
-Mira lo que acabo de encontrar ¡Un lanzallamas nuevo! (LOL)
Sin decir nada mas dio media vuelta y se fue, era la segunda vez que salvaba mi vida. Volví a mi posición y continúe disparando hasta que todo quedó en silencio.
A las 10:20 todo estaba en silencio y la estación estaba parcialmente destruida, había cadáveres y sangre por todas partes, la sala de simulación estaba destruida, y el patio central estaba pintado de rojo.
Salí de la torreta y empecé a buscar algún sobreviviente, pero al parecer solo había muerte, de pronto escuche un sonido, era uno de los médicos dentro de las barracas que me llamaba, me hizo un par de señas para que fuera y le grite a lo que él respondió llevándose el dedo índice a la boca tratando de hacerme callar. Pero era muy tarde, escuche un chillido a mi izquierda era un Hidralisk que estaba enterrado o más bien estaba saliendo de la tierra, apunte con mi rifle y dispare hasta que me quede sin municiones para entonces el animal me lanzo espinas y una de ellas atravesó mi pierna derecha, tome mi pistola de mano y le dispare justo en el ojo dejándolo muerto en el suelo.
El médico salió rápidamente para ayudarme a entrar al barracón al entrar me di cuenta de que otro marine se encontraba en el piso y tenía un brazo lleno de acido que algún Zerg debió haberle escupido. Rápidamente el médico sacó la espina de mi pierna y utilizo su láser. En pocos segundos me dejó de doler. Todo permanecía en silencio y de pronto se escuchó el altavoz del patio principal encenderse seguido por una voz que decía.
-Atención a todos los sobrevivientes, manténganse alerta algunos Zergs siguen rondando la zona…
Se escuchó el rugido más fuerte que jamás había escuchado y un Ultralisk apareció de súbito en el patio principal derribando el poste donde se encontraba al altavoz.
Se dibujo un gesto de terror en las caras de mis compañeros. (OMG) El Ultralisk permaneció inmóvil unos segundos, volteo a las barracas y se fue caminando en dirección opuesta a nosotros. Permanecimos en silencio un par de minutos hasta que el médico rompió el silencio.
- Estuvo cerca ¿Cuál es tu nombre marine?
- Mmh yo soy Slash.
- Muy bien, mi nombre es Erich Freud y mi compañero es Joe. Un Hidralisk le escupió acido antes de morir, pero se pondrá bien.
- Tenemos que buscar la forma de salir de aquí Erich.
- Si ¿Pero cómo?
De pronto Joe se puso de pie y dijo
- Deben estar en la sala de comando, desde ahí emitieron el mensaje.
- Bien pensado Joe, creo que necesitaremos algunas municiones para llegar hasta ahí.
Por suerte estábamos en las barracas y ahí había suficientes municiones para hacer toda una guerra.
Pronto nos equipamos y yo tuve la suerte de encontrarme un rifle gauss, nunca había usado uno en mi vida pero los videojuegos me habían enseñado lo suficiente como para poder disparar uno.
Rápidamente salimos de las barracas dirigiéndonos hacia la sala de comando. Evitamos el patio principal para no ser vistos y justo cuando nos aproximábamos a la sala de comando observamos un grupo de dos Hidralisk y un Zergling esperando en la puerta, al parecer estaban esperando a que alguien saliera para emboscarlo. Tomamos nuestras posiciones y apuntamos cada uno a un blanco y disparamos sin piedad, los dos Hidralisk cayeron al suelo mientras el Zergling reventaba por un potente tiro de mi rifle gauss. =)
En ese momento escuchamos un rugido infernal y sabíamos que era momento de correr, el Ultralisk no tardaría en encontrarnos y no éramos batalla para él. Comenzamos a correr hacia la sala de comandos cuando la puerta se abrió y cinco marines salieron corriendo por la puerta principal, no había tiempo de preguntar. Así decidimos seguirlos hasta que llegamos al hangar que parecía parcialmente destruido, entonces uno de ellos gritó:
- ¿Acaso son imbéciles? cómo se les ocurre disparar así, llamaran la atención de todos.
- Sargento, ellos solo trataban de evitar que esos infelices nos mataran.
- No me interesa mientras yo esté al mando aquí yo puedo hacer lo…
De pronto se escucho un crujir espantoso y la cabeza del sargento reventó. El Ultralisk había traspasado la puerta del hangar y asesinó al sargento en fracción de segundos, todos nos encontrábamos disparando al infeliz. Volaban pedazos de carne pero el bastardo seguía vivo, fue entonces cuando decidimos correr. El maldito mató a uno de los marines y todos corrieron en direcciones distintas… por desgracia me siguió a mí. Jamás me había sentido tan cerca de la muerte, un sentimiento de abandono y terror me inundó, me encontraba solo frente a él, entre la pared y un monstro de 3 metros. (Todos sabemos que no me aplastó contra la pared o me pisoteó y mordisqueó y no me partió a la mitad con sus poderosas tenazas pues no estarías leyendo esto) De pronto del piso se levantó una mina araña, corrió hacia el monstro y exploto despedazándolo y dejándolo sin patas ni pinzas =D aun así seguía lanzando mordidas y tratando de ataparme pero estaba jodido. De pronto dejó de moverse.
Para mi sorpresa entro Rayan con una mina araña en la mano diciendo:
- ¡No sabía que una cosa tan pequeña como estas podía hacer tal explosión! (LOL otra vez me había salvado)
Nos reunimos de nuevo y uno de los marines dijo:
- Es tiempo de movernos ¿alguno sabe pilotear una nave? al parecer el sargento sabía pero ahora creo que no podrá hacerlo.
Todos permanecieron en silencio mientras se observaban unos a otros cuando Joe dijo:
- Yo piloté un tiempo para una estación de suministros, espero que eso funcione.
Todos subimos a una de las naves los motores iniciaron y la nave comenzó a moverse, mientras nos alejábamos de la base pude observar los alrededores llenos de Zergs que se aproximaban a la estación. Esa pudo haber sido nuestra tumba si hubiésemos permanecido más tiempo ahí. En pocos minutos nos encontrábamos fuera de órbita dirigiéndonos hacia una de las colonias más cercanas.

23-marzo-2501

Estábamos fuera de ese maldito planeta sin suministros de ningún tipo ya que despegamos con tal prisa que no nos dio tiempo de cargar nada cuando un crucero de batalla nos encontró vagando en el especio.

25-marzo-2501

Este día terminamos nuestro entrenamiento y nos convertimos en marine. Es un trabajo duro y se puede perder la vida en cualquier instante, pero vale la pena vivirlo.